Noticias

Mónica Gómez cruza la meta del Estadio Olímpico de Tokio para poner fin a su experiencia olímpica

| Redacción Marca Claro

Mónica Gómez obtuvo una gran recompensa después de cumplir con esfuerzo y dedicación el reto Tan Ligero como Puedas de Amstel Ultra. A pocas horas de la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020, la maratonista mexicana puso fin a su aventura en Tokio haciendo lo que más le gusta: correr.

El Estadio Olímpico de Tokio, ubicado en Shinjuku, fue el escenario perfecto para que Mon cerrara con broche de oro la experiencia de los Juegos Olímpicos. Como una auténtica atleta olímpica, la challenger de Amstel Ultra cruzó la meta tras iniciar el recorrido por las calles japonesas.

Sin duda alguna, Mónica Gómez vivió una experiencia inolvidable y demostró que, viajando ligeros, se pueden cumplir los sueños.

¿Qué opinas?