Ximena Restrepo, la histórica cafetalera

Redacción 27/04/2016 12:39

Ximena Restrepo Gaviria tocó la historia en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, cuando se convirtió en la primera mujer colombiana en subir a un podio de la magna justa.

Fue el 5 de agosto de 1992  cuando la atleta de Medellín consiguió el tercer puesto en los 400 metros planos, gracias a que detuvo el cronómetro en 49.64, apenas instantes antes de la rusa Olga Nazarova, en un cierre que hasta en ‘photo finish’ fue cerrado.

Con 23 años, la colombiana que en sus comienzos buscaba la “inmortalidad” en 100 y 200 metros, puso a la bandera de su país en un podio, con lo que acabó un ayuno de 56 años de podios femeninos para Sudamérica.

Nada mal para una atleta que posterior a los Olímpicos de Barcelona reconoció que nunca tuvo masajista, y de paso agradeció los buenos gestos del especialista muscular de los ciclistas cafetaleros en la justa, quien fue que la relajó en la competición.

Pero la graduada de Periodismo en la universidad de Nebraska (Estados Unidos) destacó que para llegar al olimpismo le fue sumamente relevante dejar su país.

“Cuando yo viví en la universidad de Nebraska y estuve allá compitiendo durante tres años con de las mejores velocistas del mundo, también de mi edad, entonces ahí me di cuenta de lo que yo era capaz de hacer”, afirmó.

No obstante la medalla en Barcelona ‘92, los Juegos Olímpicos ya habían dejado huella imborrable en la colombiana, pues en los Juegos Olímpicos previos (Seúl 1988) cuando conoció a Gert Weil, lanzador de bala de Chile y que años después se convirtió en su esposo, con quien aún comparte su vida, al lado de sus hijas Martina y Franka.

¿Qué opinas?