Hoja de ruta: Las posibilidades de triunfo del TKD mexicano en Río 2016

Verónica Carbajal 15/03/2016 09:34

Aún quedan los ecos del selectivo nacional interno de taekwondo que se disputó la semana pasada en Aguascalientes para definir a la Selección Mexicana que competirá en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y en la que ocho destacados atletas (6 hombres y 2 mujeres) tuvieron que eliminarse entre sí para quedarse con los únicos tres pases olímpicos en disputa.

Después de emotivos y disputados combates la lógica se impuso y María del Rosario Espinoza (+67kg), Carlos Navarro (-58kg) y Saúl Gutiérrez (-68kg) le pusieron nombre y apellido a la “contraseña” olímpica al superar a sus contrincantes y compañeros de selección, rivales de calidad que también pudieron representar a México en la justa olímpica de agosto próximo.

Una vez definido el equipo tricolor de taekwondo comenzaron a surgir las expectativas de triunfo para Río 2016 y muchos ya les cuelgan a los atletas las medallas olímpicas. Hay razones para ello: los integrantes del equipo mexicano se encuentran entre los mejores del mundo; en el ámbito internacional son temidos y respetados; tienen triunfos en juegos olímpicos, campeonatos mundiales, juegos centroamericanos, panamericanos y en competencias de grand prix, entre muchos otros torneos.

También es cierto que los propios competidores han manifestado que a los Juegos Olímpicos irán por la medalla de oro. Bien por ellos, la mentalidad y visualización es principio fundamental para alcanzar el éxito. Un atleta no puede ni debe autoderrotarse antes de tiempo.

Sin embargo, fuera del equipo multidisciplinario de la selección olímpica mexicana de takwondo, no deberíamos colgarles las medallas antes de tiempo. No se trata de no generar falsas expectativas porque nos queda claro que sus posibilidades de triunfo son verdaderas.

Basta echar un vistazo al ranking olímpico internacional de la especialidad donde la doble medallista olímpica, María del Rosario Espinoza es la segunda mejor del mundo en su categoría; Saúl Gutiérrez es cuarto lugar del ranking; Carlos Navarro está en el sexto sitio e Itzel Manjarrez (-49kg) es séptima de su división. Es decir, dos mexicanos se encuentran en el top 5 y los otros dos en el top 10. En el taekwondo esto significa que cualquiera de ellos puede llegar a disputar las finales olímpicas, sin olvidar que las circunstancias también juegan un papel fundamental.

Pero, aunque el panorama sea prometedor, no deberíamos ejercer presión a los atletas. Sabemos que con el apoyo de las autoridades deportivas, ellos están haciendo los que les corresponde: competir, prepararse, entrenar con dedicación, disciplina y hambre de triunfo.

A los demás, los que estamos del otro lado, conviene ser prudentes.

Recuerda seguir en Twitter: @olympicvero a nuestra especialista Verónica Carbajal.

¿Qué opinas?