Dos récords, mismo día, diferentes años

Redacción 09/06/2016 11:51

Hablar de atletismo en el primer día del mes de junio es hablar de récords sobre las pistas.

Primero fue Emil Zatopek, atleta checo que en 1954 rompió récord en 10 mil metros. La ‘locomotora humana’ fue el primero en romper la barrera de los 29 minutos, al registrar un tiempo de 28:54.2

Coincidencia (¿o destino?), el mismo día, 44 años después, Haile Gebrselassie destronó a Zatopek, con una marca de 27:18.20 durante los Juegos Olímpicos de Sidney 2000.  

¡Una historia deportiva que nos demuestra que, para algunos, el destino está escrito!

¿Qué opinas?